Un país entero contra el nuevo enemigo: los controladores aéreos

proyectonuevaera.com | La situación de los controladores en España está empezando a ser bastante vergonzosa y ridícula. La gente, la sociedad, y la opinión pública ha tomado de rehenes a un gremio del que se dice de todo menos cosas bonitas: que tienen privilegios, que merecen ir a la cárcel, vamos, sólo faltan las voces que pidan que les asesinen, por el simple hecho de plantarse en seco y decir: basta, hasta aquí.

Trailer documental: Acoso y derribo de los controladores aéreos

Imagen de previsualización de YouTube

Porque la gente sea esclava y permita que se les recorten derechos no quiere decir que deba permitirlo todo el mundo.

El tema de los controladores mezcla asuntos de desinformación con ignorancia, lo cual es una de las mezclas más ‘peligrosas’ que pueden existir.

Vamos por partes: los controladores se plantan en seco el viernes por la tarde cuando esa misma mañana el gobierno anuncia en el Congreso la privatización del 49% de toda AENA, y el 100% de la privatización de los aeropuertos de Madrid Barajas y El Prat. Un nuevo decretazo a favor de los servicios públicos en manos privadas, con el consiguiente perjuicio para todos los trabajadores de AENA, todos. ¿Qué ocurre? Que a los controladores se les mete todavía más la puntilla.

Tras tres decretos en apenas 10 meses, cada uno peor que el otro, el último de ellos establece cientos de horas más de trabajo descontando horas de baja, permisos de paternidad y maternidad, asuntos como muertes, operaciones, y además con carácter retroactivo. TODAS ESAS HORAS deberán ser devueltas a la empresa si así AENA quiere, ¿lo véis justo? ¿véis elegante anunciarlo el día antes del comienzo del puente más turístico del año?

En la última huelga general, Fomento puso a los controladores unos servicios mínimos del 110%, es decir, más controladores trabajando que en situación de no huelga.

Sobre los privilegios, en resumen, debemos decir que de los 2.400 controladores que hay, 800 cobran más de 300.000 euros anuales. El resto viene cobrando una media de 9.000 euros mensuales. De todas formas, su salario medio es bastante menor que el monto total de políticos, banqueros, periodístas, contertulios televisivos, futbolistas, y demás percal español que no se juegan nuestras vidas diariamente en su trabajo: los controladores aéreos, a pesar de todo lo que han metido en la sociedad en la cabeza, cobran lo que cobran porque así lo estipuló AENA en su momento.

Y no podemos echar el grito al cielo porque un controlador cobre 8.000 euros al mes, cuando se juegan las vidas de cientos de miles de personas al mes (entre 80.000 y 100.000 personas al día). Nuestra seguridad en el cielo depende de ellos, y de unas características físicas, psicológicas y psíquicas especiales. Os emplazo a un ejercicio de empatía, y a poneros en su lugar por un momento: un error en su trabajo es el fin de su carrera, y de su vida. La gente en televisión, prensa, radio, política o publicidad, o deportes, pueden duplican y triplican y cuatriplican su salario!!!!! ¿dónde está el escándalo? En el lavado de cerebro al que someten a la población tanto el gobierno como los medios de comunicación, para centrar en ello el blanco de la envidia y la ira de los mileuristas españoles y los millones de desempleados en España.

De todas formas, el tema del salario ha sido ignorado por todo el mundo hasta que los controladores han comenzado a criticar al gobierno y a AENA en vísperas de la privatización por el tema de sus derechos laborales. Es ahora cuando se les ha empezado a acusar de cobrar lo que cobran, como si fueran los propios controladores los que deciden su sueldo a dedo cuando empiezan a trabajar de lo suyo.

Imagen de previsualización de YouTube

CRISIS en el espacio aéreo español: las causas

AHORA en proyectonuevaera:

El Estado de Alarma implica restricción de derechos vitales para los ciudadanos

proyectonuevaera.com | A cuenta de la huelga de controladores aéreos por la privatización de AENA, el gobierno español ha decretado el Estado de Alarma en el país durante un máximo de 15 días.

¿Qué implica este estado? Suspensión de algunos derechos:

  • Limita la circulación o permanencia de personas o vehículos en horas y lugares determinados, o condicionarlas al cumplimiento de ciertos requisitos.
  • Practicar requisas temporales de todo tipo de bienes e imponer prestaciones personales obligatorias
  • Intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, con excepción de domicilios privados, dando cuenta de ello a los Ministerios interesados
  • Limitar o racionar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad.
  • Impartir las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento de los mercados y el funcionamiento de los servicios y de los centros de producción afectados.

Cualquiera de estos puntos puede llevarse a cabo legalmente durante los próximos días con la excusa del Estado de Alarma.

A todo esto, desde el Estado se amenaza a los controladores con penas de cárcel de 4 meses a 6 años por defender sus intereses, su libertad, y tomar la opción de no acudir a sus trabajos como forma de rebelarse ante sus derechos laborales.

MÁS en proyectonuevaera: